Recordamos a esas personas que han dejado una huella muy fuerte en nuestra vida, y que ahora nos cuidan desde el Cielo. 

Todos recordamos con mucho cariño a esas personas que un día estuvieron aquí junto a nosotros; disfrutamos de su compañía, de sus risas, de su cariño, de sus consejos, de su ayuda y de tantas y tantas cosas… Fuimos muy felices junto a ellos. Y ahora nos miran y cuidan desde el Cielo.

Esas personas han dejado una huella muy fuerte en nuestras vidas por eso hoy les hacemos un homenaje:  

Cada niño ha hecho su propia huella, con el nombre o dibujo de la persona que le gustaría recordar. Han escrito recuerdos y frases muy emocionantes.

Hoy el Cielo brilla mucho más fuerte.